La importancia de la contratación de contenedores de residuos cuando nos disponemos a hacer una reforma.



Hoy en dia vivimos en un mundo que se encamina a cuidar cada vez más la ecología. Hasta hace no muchos años los ciudadanos se saltaban las prohibiciones de tirar los escombros y solían utilizar la nocturnidad para deshacerse de estos incómodos elementos cuando se hacían reformas en una casa, creándose verdaderas montañas de residuos que atacaban los parajes cercanos a cualquier ciudad y Alicante no era una excepción. Hoy en dia los Ayuntamientos han endurecido las leyes de todos aquellos que dejan sus escombros en lugares que no estan adaptados para ello ya que la mayoría de ellos, incluido el Ayuntamiento de Alicante, han instalado plantas para el tratamiento de los residuos, intentando crear una ciudad más sostenible y un medio ambiente de mayor calidad.



Para contribuir a esta sostenibilidad, cuando nos planteamos hacer una reforma debemos tener en cuenta la contratación de un contenedor de obra que se situará en la vía pública, mediante la solicitud del pertinente permiso. Estos contenedores son los encargados de almacenar todos los escombros que se generan al realizar una reforma, bien sea en una casa particular o en cualquier tipo de comercio. Una vez terminada la obra será la propia empresa propietaria del contenedor la que se hará cargo de su transporte hasta la planta de residuos. Las tasas que tengamos que abonar por tener el contenedor dependen de distintos factores como son el tamaño del contenedor, los contenedores que necesitemos para realizar la obra o reforma, asi como los días que vayamos a ocupar la vía pública.

Los requisitos necesarios para Alicante reformas son los que dictamina cada ayuntamiento en esta materia y a ellos son los que nos debemos de atener, por ejemplo el Ayuntamiento de Alicante exige que se tapen los contenedores de obra una vez haya acabado su trabajo diario.Esta claro que para emprender cualquier asunto relacionado con las reformas y con las obras lo más importante es pedir los permisos correspondientes, acudid a páginas donde se pueden encontrar los mejores especialistas en lo que uno busca, y por último contratar los servicios de una empresa de contenedores que se haga cargo de todos los escombros y residuos que se produzcan.